Como dice el refrán, lo prometido es deuda.

¿Qué cosas me hacen feliz?

He descubierto que hay ciertas cosas que hacen feliz de manera universal.

La más importante, el agradecimiento.

Sí, ya sé que parece una movida de esas de coach, pero el momento en el que dejas de “merecértelo todo” y empiezas a agradecer lo que te sucede, tu perspectiva cambia.

De hecho, no me creas, pruébalo.

Párate a pensar cosas por las que estar agradecido hoy.

Al principio puede que te cueste, pero enseguida le coges el tranquillo.

Te ayudo con la obvia, que muchos no la vemos al principio:

Estás vivo, no todo el mundo ha amanecido hoy. Tu sí.

Es más, no vas a amanecer todos los días, piénsalo y agradece que estás vivo, puedes incluso pensar que quieres hacer hoy con tu día, si lo vas a disfrutar o lo vas a sobrevivir.

Si no crees en dios, el universo, ni nada de eso. Simplemente siéntete afortunado por estar vivo hoy.

Puedes agradecer, o simplemente sentirte afortunado.

Dedícale 30 segundos a cosas por las que te sientes afortunado hoy o por las que te sientes agradecido.

Te espero.

¿¡Ves!?

Pues si esto lo haces todas las noches antes de acostarte, tu cerebro se acuesta pensando lo maravilloso que ha sido el día, y no la mierda de día que piensas que has tenido.

Porque todos tus días tienen cosas que te gustan y cosas que no y tú puedes decidir acostarte pensando en unas o en otras.

¿Qué vas a decidir hoy?

Ya sabes, si te gusta, dale a me gusta y compártelo. Y si quieres una sesión particular para sacar todo el jugo a la vida, ponte en contacto conmigo. La primera sesión es gratis 😉