Este es el único factor que nos impide alcanzar lo que queremos alcanzar, ya sea el trabajo que nos gustaría tener, la pareja con la que queremos estar, la relación que queremos o la casa de nuestros sueños.

El MIEDO es lo único que nos separa de lo que queremos.

MIEDO paralizante, terror, pavor, angustia, nausea, bloqueo, fracaso, mierda, dolor, rechazo, horror, insuficiencia.

En definitiva MIEDO al DOLOR físico o emocional.

Miedo a que duela en el cuerpo o a que duela en la mente.

El miedo puede llevar al punto de impedirte realizar acciones, como en el caso de las FOBIAS.

Las fobias son el exponente máximo del miedo y hacen que sea muy difícil o imposible hacer algo, y lo que es peor, imposible disfrutar lo que se está haciendo.

Es decir puedes necesitar coger un vuelo, y conseguir cogerlo tomando pastillas o pasándolo fatal, pero no disfrutas de ello.

Hace miles de años el miedo efectivamente salvó la vida de nuestros antepasados y nos permitió, en último término, nacer a nosotros, a ti que me estás leyendo, a mi que estoy escribiendo y a la gente que tienes a tu alrededor.

El miedo nos protegía cuando nos podía atacar un tigre dientes de sable o cuando había un oso dentro de la nueva cueva que íbamos a habitar.

El miedo era un sistema de sobrevivir tremendamente eficaz.

Déjame hacerte una pregunta ¿Cuántos tigres dientes de sable has visto en toda tu vida?

Eso es, yo tampoco.

¿Qué sucede?

Que nuestro cerebro evoluciona muy despacio. Tan despacio que aun ahora cuando estamos en la calle seguimos teniendo reacciones instintivas como si estuviéramos en medio de la selva en un entorno hostil, cuando lo cierto es que esos peligros ya no existen.

Eso no quiere decir que seas inconsciente y te metas en un barrio malísimo donde lo más probable es que te roben y te maten, sino que el miedo que tengas esté basado en algo lógico y real, y no en algo instintivo y atávico.

¿Por qué?

Muy sencillo, porque el poco miedo que nos puede salvar la vida en la vida moderna (un 8%) no merece que le dediquemos todo el esfuerzo y toda la atención que tenían que prestar nuestros antepasados (90%)

En definitiva, el miedo te hace perderte un montón de experiencias maravillosas, evita que seas feliz, que te sientas pleno, que accedas a relaciones, actividades y acciones que podrían enriquecer tu vida si las hicieras y que realmente no tienen el peligro que nuestro cerebro reptiliano nos quiere indicar, porque no estamos en el contexto donde eso sucedía.

Además de todas esas pérdidas vitales te produce toda una serie de sentimientos tóxicos que afecta a tu calidad de vida, tu autoestima y tu nivel de energía.

Existen técnicas probadas para la eliminación tanto de fobias como de miedos más sutiles que te están frenando y están evitando que alcances todo tu potencial.

Nosotros te podemos ayudar a superar tanto la fobia o fobias que puedas tener como los miedos más sutiles que impiden que hagas cosas que pueden ser habituales en tu vida personal o profesional, desde hablar con alguien hasta gestionar el no por, por ejemplo, el miedo al rechazo.

No esperes más, la primera sesión (la sesión cero) es gratuita y no te compromete a nada, aunque puede cambiar tu vida. Te dejo aquí un video de gente a la que ya se la ha cambiado.

El miedo ha pasado a ser

Mentiras

Inventadas que

Estorban

Decisiones y

Objetivos

Así que contacta ahora conmigo y líbrate de tu miedo