«El único pecado imperdonable

es no vivir, entregarse a una

muerte anticipada mientras

la sangre corre por las venas.” «

Jesús Quintero

www.albertocartier.com